Acompañamiento Personal


Acompañar quiere decir ofrecer presencia, atención, cuidado y empatía para apoyar los procesos interiores de otra persona. Quiere decir atender a las necesidades y emociones para que la otra persona pueda conectar con ellas y transformarlas. Quiere decir reflejar para favorecer la toma de consciencia, iluminar los puntos ciegos, ofrecer perspectivas y posibilidades.

El propósito de las sesiones es crear un espacio seguro, empático y respetuoso dentro del cual puedas explorarte, tomar consciencia de tus propios patrones, reacciones y creencias para poder encontrar la libertad de cambiar. El proceso es tuyo y en todos momentos tu ritmo será respetado en plena confianza de tus recursos y sabiduría.
Cada sesión es diferente y se ajusta a las necesidades de la persona, aun así hay algunos elementos que son fundamentales:

La sesión te pertenece – es importante que te sientas libre de traer a la sesión cualquier asunto que te interesa explorar, de hecho es imprescindible que identifiques que es lo que quieres obtener de cada sesión

Conversar- la conversación durante la sesión es diferente de las conversaciones ordinarias que tenemos a diario. En la sesión intentamos sacar a la luz los patrones de pensamiento que condicionan las experiencias, dificultades y asuntos sobre los cuales conversamos. Por esta razón a momentos se puede interrumpir el flujo de la conversación para poder resaltar algunas cosas. Por ejemplo. “Acabas de decir que eres un desastre en tu manera de comunicarte…¿te parece si miramos un poco más que hay allí?”, o “Parece ser que hay algo en ti que está muy enfadado con lo que ha pasado con tu madre”, “Cuando hablas de tu trabajo parece que se te encojen los hombros…”.

El cuerpo- el cuerpo almacena toda una serie de vivencias, recuerdos, sensaciones y sabiduría que aportan información esencial para el proceso de auto conocimiento y transformación. Por esta razón te invitaré varias veces a prestar atención a lo que ocurre en tu cuerpo mientras conversamos.

El momento presente: es nuestro campo de juego…aunque hablemos de situaciones pasadas o futuras, es lo que ocurre ahora en relación a todo esto lo que realmente nos importa, porqué es allí que podemos tomar consciencia y cambiar
Reflejar: a lo largo de la sesión iré reflejando lo que te escucho decir para ayudarte a verlo “desde fuera” con más claridad, y para que puedas conectar aun más profundamente con tu experiencia, sintiéndote comprendidx, acompañadx y respetadx
Evaluar: al final de cada sesión dejaré un espacio para que puedas evaluar de que te ha servido la sesión, qué recoges de ella y con qué quieres seguir trabajando.